Rebaja tu factura fiscal ¡Ahora es el momento!

09 Dic Rebaja tu factura fiscal ¡Ahora es el momento!

Ahora, y antes de que finalice el año, es el momento de planificar la Declaración de la Renta 2019. A pesar de que este ejercicio fiscal viene con pocas novedades normativas debido a la parálisis política, conviene tener en cuenta una serie de medidas que te pueden ayudar a rebajar tu factura fiscal para el año que viene.

 

PLANES DE PENSIONES

Las aportaciones a planes de pensiones y otros sistemas de previsión social (seguros, planes de previsión asegurados…) ofrecen también ventajas fiscales.

*** ¡Consejo! *** Las cantidades aportadas durante el ejercicio reducen el importe de los ingresos que tributan (por lo que su efecto en la declaración depende del total de ingresos y de la Comunidad Autónoma de residencia), siendo el límite máximo de la reducción la menor de las siguientes cantidades: 8.000€ o el 30% de la suma de los rendimientos netos del trabajo y de actividades económicas percibidos durante el ejercicio.

Además de la reducción anterior, los contribuyentes cuyo cónyuge no obtenga rendimientos del trabajo o de actividades económicas, o los obtenga en cuantía inferior a 8.000€, podrán reducir de su base imponible las aportaciones realizadas durante el ejercicio al plan de pensiones de su cónyuge, con el límite de 2.500€ anuales.

Se podrán realizar además aportaciones a planes de pensiones a favor de personas con discapacidad física igual o superior al 65%, o psíquica igual o superior al 33%. Si quien realiza la aportación tiene relación de parentesco o tutoría con el discapacitado, la reducción tendrá un límite de 10.000€ anuales. No obstante, si quien realiza estas aportaciones es el propio discapacitado, la reducción no podrá superar 24.250€.

Y además…cuando se rescata el plan de pensiones, el importe obtenido tributa como rendimientos del trabajo en la base imponible general del impuesto, por tanto, al tipo marginal del impuesto.

*** ¡Consejo! *** Si se está barajando la posibilidad de rescatar el plan de pensiones conviene hacer cálculos con tu asesor y tener presente que resultará más ventajoso hacerlo en un ejercicio en el que se hayan obtenido bajos ingresos, evitando así subidas de tipo por saltos de tramo en la escala de gravamen. Y también, tener en cuenta que, si se rescata un plan de pensiones se podrá aplicar la reducción del 40% por la parte correspondiente a las aportaciones anteriores a 2007, siempre y cuando se perciba en forma de capital, es decir en un pago único. Pero ¡cuidado! porque para contingencias sucedidas con posterioridad al año 2015, la reducción del 40% solo se puede aplicar si la prestación se percibe en el ejercicio en el que produce y en los dos siguientes, es decir, si la jubilación se produjo en 2017, la reducción será únicamente aplicable si el plan se rescata en 2017, 2018 y 2019.

 

REDUCCIONES RELACIONADAS CON LOS INMUEBLES

Deducción por inversión en vivienda habitual

A pesar de que la deducción por compra de vivienda habitual se eliminó con efectos 1 de enero de 2013, los contribuyentes que adquirieron la vivienda habitual con anterioridad a 31 de diciembre de 2012 y fueron aplicando la deducción, aún conservan el derecho a aplicársela, y podrán deducirse el 15% de las cantidades satisfechas en el ejercicio para la adquisición o rehabilitación de vivienda, siendo la base máxima de deducción de 9.040€.

*** ¡Consejo! *** En los casos en los que la vivienda se adquirió con préstamo hipotecario, si las cantidades destinadas durante el ejercicio a pagar la hipoteca no alcanzan el importe máximo de base de deducción, puede resultar de interés amortizar el préstamo antes de 31 de diciembre hasta alcanzar dicho importe (9.040€), ya que de este modo se aprovecha al máximo la deducción.

 

Exención por reinversión de vivienda habitual

Los contribuyentes que transmitan su vivienda habitual y reinviertan las cantidades obtenidas en la adquisición de una nueva vivienda habitual (en el plazo de dos años anteriores o posteriores a dicha transmisión) podrán dejar exenta la ganancia patrimonial obtenida. Para que la vivienda se considere habitual el contribuyente deberá residir en ella durante un plazo continuado de tres años. Podrá considerarse vivienda habitual cuando, no residiendo ese plazo, concurran circunstancias que necesariamente exijan el cambio de vivienda (matrimonio, separación matrimonial, traslado por motivos laborales, obtención de empleo más ventajoso, etc.).

*** ¡Consejo! *** La Agencia Tributaria exige para poder practicar la exención, que haya una conexión directa entre el dinero obtenido en la venta de su vivienda habitual y el que debe reinvertir en la compra de la nueva (de alguna manera exige que sea “el mismo dinero”). La planificación cuidadosa de estas operaciones con el asesor fiscal evita desagradables consecuencias posteriores.

 

Venta de la vivienda habitual y de otros inmuebles

Están exentas las ganancias obtenidas por la venta de la vivienda habitual por los contribuyentes mayores de 65 años o por personas dependientes severos o de grandes dependientes.

*** ¡Consejo! *** Si estás pensando en vender tu vivienda habitual y estás cerca de esa edad, es mejor vender el inmueble a parir de que los cumplas; el ahorro fiscal puede ser muy importante. Igualmente, las ganancias obtenidas por los mayores de 65 años por la venta de cualquier inmueble de su propiedad que no sea su vivienda habitual están exentas de tributación, siempre y cuando el importe total, hasta un límite máximo de 240.000€, se destine a constituir una renta vitalicia asegurada en un plazo de seis meses. Pero ¡cuidado! te recordamos que en 2015 se suprimieron los coeficientes de corrección monetaria que corregían la depreciación monetaria, actualizando el valor de adquisición, y que las ventas de bienes no relacionados con actividades económicas y adquiridos antes del 31 de diciembre de 1994, pueden seguir aplicando los llamados coeficientes de abatimiento, que permiten disminuir parte de los impuestos a pagar en IRPF como consecuencia de estas ventas. Los coeficientes de abatimiento se aplican sólo hasta un importe de 400.000€ y, por tanto, siguen siendo aplicables en una buena parte de las transmisiones.

Es muy importante que antes de realizar operaciones de venta de inmuebles obtenga una completa información de todos los impuestos que habrá de liquidar como consecuencia de la venta, para poder realizar una oferta de ésta acorde con sus expectativas o necesidades.

 

Contribuyentes que perciban ingresos por alquiler

Los contribuyentes que tengan inmuebles arrendados deben declarar los ingresos obtenidos y tributar por ellos como rendimientos del capital inmobiliario. No obstante, de las rentas obtenidas se podrán deducir una serie de gastos que la Ley considera fiscalmente deducibles. Entre ellos, las cantidades pagadas en concepto de intereses y gastos de financiación, gastos de comunidad (si corren de cuenta del arrendador), reparaciones, amortización del inmueble, el IBI, la tasa de basuras, saldos de dudoso cobro y otros gastos de servicios profesionales. Adicionalmente, la ley establece un incentivo fiscal al arrendamiento de inmuebles destinados a vivienda. En estos casos, el arrendador podrá aplicarse una reducción del 60% sobre el rendimiento neto obtenido (ingresos menos gastos), lo que supone que solo se tributa sobre el 40% de los rendimientos.

*** ¡Consejo! *** Si el contribuyente tiene la intención de alquilar un inmueble, resultará más ventajoso que el destino sea vivienda, y de este modo poder beneficiarse de una de las reducciones más importante del IRPF. Pero ¡cuidado! Hacienda no permite beneficiarse de esta significativa reducción a las viviendas alquiladas como piso turístico (la Agencia es informada de dicha condición de la vivienda por las plataformas de alquiler a turistas, como Airbnb), por lo que se debe estudiar si el incremento de los ingresos que supone dicha modalidad compensa su mayor tributación.

 

Deducción por alquiler de vivienda habitual

Esta deducción se suprimió a partir de 2015. Sin embargo, pueden seguir disfrutando de ella los contribuyentes con ingresos inferiores a 24.107,20€ anuales que firmaron el contrato de arrendamiento con anterioridad a dicha fecha, y que han satisfecho cantidades en concepto de alquiler de vivienda habitual y han deducido por ello en 2015 o ejercicios anteriores. El importe de la deducción será de 10,05 % de las cantidades satisfechas en el período impositivo por el alquiler de su vivienda habitual. A este respecto, conviene revisar las deducciones adicionales establecidas por las Comunidades Autónomas.

 

RENTAS DEL TRABAJO Y ACTIVIDADES

La principal medida, y que más nos afectará sin duda, es la subida desde los 12.643€ hasta los 14.000€ del umbral de las rentas del trabajo para no declarar.

 

Trabajo en el extranjero

Los rendimientos que se han obtenido por los trabajos realizados para empresas radicadas en el extranjero están exentos de tributación con un límite máximo de 60.100€ anuales.

*** ¡Consejo! *** Se podrá aplicar esta exención siempre y cuando en el territorio en el que se realicen los trabajos se aplique un impuesto de naturaleza idéntica o análoga a la del IRPF y no se trate de un país o territorio calificado reglamentariamente como paraíso fiscal. Además, esta exención solo está destinada a desplazamientos temporales, ya que si el contribuyente es residente en otro país ya no tributaría en España.

 

Retribución por incentivo

Si en este ejercicio va a percibir una retribución por incentivos generada en más de dos años, no podrá reducirla por irregularidad si en los cinco años anteriores ha cobrado otro incentivo y lo ha reducido.

*** ¡Consejo! *** Si no fue así, y es previsible que el contribuyente cobre otra retribución de este tipo en los cinco años siguientes, deberá analizar qué es mejor si reducir ésta en un 30% o hacerlo con la que cobre en el futuro.

 

Autónomos

Los autónomos se pueden deducir parte de los gastos de suministros si ejercen su actividad profesional en su vivienda habitual. Sobre la parte del gasto que proporcionalmente corresponda a los metros cuadrados dedicados a la actividad, en relación con los totales de la vivienda, puede aplicar el porcentaje del 30%. También podrán deducirse los gastos de manutención mientras desarrollen su actividad con una serie de requisitos.

 

INVERSIONES FINANCIERAS

Planes de ahorro a largo plazo “Plan de Ahorro 5”

 

*** ¡Consejo! *** Invertir en un plan de ahorro a largo plazo puede resultar interesante, puesto que los beneficios que se obtengan por el plan quedaran exentos de tributación en el IRPF.

Estas inversiones pueden instrumentalizarse:
– En Seguros Individuales de vida a Largo Plazo (SIALP)
– Cuentas Individuales de Ahorro a Largo Plazo (CIALP)

Este beneficio fiscal exige el cumplimiento de determinados requisitos. Así, la aportación máxima anual no puede exceder de 5.000€, se exige una permanencia de cinco años desde que se realizó la primera aportación, es decir, no se puede disponer de las aportaciones durante ese plazo y los planes deben hacerse efectivos transcurridos los cinco años, por el total y en forma de capital, nunca en forma de renta. El beneficio fiscal se pierde si se dispone del capital antes del transcurso de los cinco años o si se supera el importe máximo anual de aportaciones.

 

Inversión en empresas de nueva creación

Invertir en proyectos de emprendedores puede ser otra forma de pagar menos en el IRPF. Los contribuyentes podrán deducir de la cuota del impuesto el 30% de las cantidades satisfechas en el periodo por la suscripción de acciones o participaciones en empresas de nueva o reciente creación, siendo la base máxima de deducción de 60.000€ anuales.

Deben cumplirse también las siguientes condiciones:

a) Las acciones o participaciones en la entidad deben adquirirse por el contribuyente bien en el momento de la constitución de aquélla o mediante ampliación de capital efectuada en los tres años siguientes a dicha constitución y permanecer en su patrimonio por un plazo superior a tres años e inferior a doce años.

b) La participación directa o indirecta del contribuyente, junto con la que posean en la misma entidad su cónyuge o cualquier persona unida al contribuyente por parentesco, en línea recta o colateral, por consanguinidad o afinidad, hasta el segundo grado incluido, no puede ser, durante ningún día de los años naturales de tenencia de la participación, superior al 40% del capital social de la entidad o de sus derechos de voto.

c) Que no se trate de acciones o participaciones en una entidad a través de la cual se ejerza la misma actividad que se venía ejerciendo anteriormente mediante otra titularidad.

Este ahorro fiscal establecido por la Ley de Emprendedores a nivel estatal para los Business Angels es complementario al ahorro fiscal establecido por algunas Comunidades como Andalucía, Aragón, Baleares, Cantabria, Castilla y León, Cataluña, Extremadura, Galicia, Madrid o Murcia. También Navarra o Vizcaya tienen medidas equivalentes.

 

COMPENSACIÓN DE GANANCIAS CON PÉRDIDAS

Si han obtenido ganancias patrimoniales durante el ejercicio, por ejemplo, por la transmisión de un inmueble u otro elemento patrimonial, se deberán integrar en la base imponible del Ahorro y tributar por ello a tipos que oscilan entre el 19% y 23%. No obstante, el contribuyente puede reducirse este coste fiscal si se tuviesen saldos negativos pendientes de compensar procedentes de transmisiones de ejercicios anteriores, puesto que la Ley admite su compensación en los cuatro ejercicios siguientes al de su generación.

*** ¡Consejo! *** En defecto de saldos negativos pendientes, también puede reducirse el coste fiscal si se llevasen a cabo, antes de finalizar el año, otras transmisiones, como por ejemplo venta de acciones (fácilmente realizables), que originen pérdidas, siempre que no se hayan o vuelvan a adquirirse, en un plazo de dos meses anteriores o posteriores a la venta. De esta forma se tributaría únicamente por la diferencia. Además, desde la reforma del Impuesto que entró en vigor en 2015, se permite la compensación del saldo negativo procedente de la integración y compensación de rendimientos del capital mobiliario (dividendos, intereses, etc.) con el saldo positivo resultante de integrar y compensar las ganancias y pérdidas patrimoniales, con el límite del 25% de dicho saldo positivo.

 

DEDUCCIÓN POR DONATIVOS

Realizar donaciones a fundaciones, asociaciones y ONGs también desgrava en el IRPF:

• Por los donativos realizados a entidades sin fines lucrativos a las que resulte de aplicación la Ley 49/2002, los contribuyentes podrán deducir de la cuota del Impuesto el 75% de los primeros 150€ donados y del 30% del resto del importe que supere esos 150€. Este último porcentaje será del 35% en caso de donaciones plurianuales, es decir, si hubiese realizado donaciones por importe igual o superior a la misma entidad en los dos ejercicios anteriores.

• Las cantidades donadas a fundaciones y asociaciones declaradas de utilidad pública no reguladas en la Ley 49/2002 darán derecho a aplicar una deducción en la cuota del Impuesto del 10% de las cantidades donadas.
Los contribuyentes podrán deducirse también de la cuota del impuesto el 20% de las cuotas de afiliación a partidos políticos, federaciones, coaliciones y agrupaciones de electores, siendo la base máxima de deducción de 600€ anuales.