Novedades legislativas en materia laboral para el año 2019

business-3365360_1920

19 Mar Novedades legislativas en materia laboral para el año 2019

El Real Decreto-Ley 28/2018 aprobado por el Gobierno hace apenas unos meses supone novedades legislativas en materia laboral para el año 2019 que conviene conocer. Además de las medidas habituales, como la actualización de máximos y mínimos de cotización para este ejercicio, el ejecutivo ha aprovechado la aprobación de la norma para realizar una sustancial reforma del Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA).

Los principales cambios afectan a cuatro ámbitos: coberturas, base de cotización, cuotas por baja médica y tarifa plana para autónomos. Por lo que respecta a las coberturas, el tipo de cotización pasa a ser del 30%, se amplían las ya existentes y se obliga a tener cubiertas todas las contingencias, tanto comunes como profesionales, por cese de actividad y formación profesional. El paro para autónomos se duplica en cuanto a su duración pasando de un máximo 12 a 24 mensualidades, con lo que, por ejemplo, para poder percibir 4 meses de prestación será necesario haber cotizado 12 meses. Lo autónomos beneficiarios de “tarifa plana” no estarán obligados a cotizar por cese de actividad y formación profesional mientras dure la bonificación, pero sí por accidente de trabajo.

En cuanto a la base de cotización, con carácter general, la base mínima se fija en 944,40€, frente a los 932,70€ del año 2018. El tipo de cotización se establece en el 30%, por lo que un autónomo que cotice por la base mínima pasará a pagar 283,30€. La base máxima se establece en 4.070,10€. En el caso de los autónomos societarios, la base de mínima de cotización será de 1.214,10€. No obstante, habrá que tener en cuenta una serie de limitaciones en función de la edad.

Por lo que respecta al abono de cuotas por baja médica la principal novedad es que en caso de baja por accidente o enfermedad profesional, el trabajador cobrará desde el primer día de baja, y no como hasta ahora que percibía la prestación pero tenía que hacerse cargo de las cuotas de autónomo durante este periodo.

Finalmente, por lo que respecta a la tarifa plana de autónomos, las trabajadoras autónomas que hayan cesado su actividad por maternidad, adopción, guarda con fines de adopción o acogimiento y tutela, podrán acogerse a ésta, siempre y cuando no hayan pasado más de 24 meses desde el cese de la actividad. Si han optado por cotizar por la base mínima pagarán 60€ durante los 12 primeros meses a partir de la fecha de su reincorporación al trabajo. En caso de haber elegido una base superior podrán aplicar una reducción del 80% sobre la base de cotización por contingencias comunes.

El RDL también supone novedades para los empleados por cuenta ajena, afectando a cinco ámbitos: base de cotización, derogación de incentivos, contratos temporales, tarifas de accidentes y salario mínimo interprofesional. Desde el 1 de enero de 2019, para todos los trabajadores que cotizan en el régimen general, se establece la base mínima de cotización en 1.050€, a excepción de los grupos 1, 2 y 3 en los que la base mínima será de 1.466,40€, 1.215,90€ y 1.057,80€ respectivamente. El tope máximo de cotización se fija en 4.070,10€.

Bases maximas y minimas de cotizacion 2019

También quedan derogados los incentivos de los contratos de apoyo a los emprendedores, los contratos a tiempo parcial con vinculación formativa, los incentivos de contratación indefinida de jóvenes por microempresas y autónomos, los contratos de nuevos proyectos de emprendimiento joven, y primer empleo joven. En cuanto a lo contratos temporales, se aumenta la cuota empresarial por contingencias comunes en un 40%, cuando tengan una duración efectiva menor o igual a cinco días.

La norma aprobada por el ejecutivo también modifica algunos de los porcentajes aplicados a las tarifas por accidentes de trabajo y enfermedades profesionales, en función de la actividad de la empresa.

Finalmente, fija el Salario Mínimo Interprofesional en 900€ brutos y dos pagas extras del mismo importe, es decir, 12.600€ anuales. En el caso de prorrateo mensual de las pagas extras el salario queda fijado en 1.050€ al mes. En cualquiera de los dos casos, el importe citado será proporcional a la jornada realizada.